Las peores despedidas

La reacción de los hinchas del Nápoli para con Gonzalo Higuaín, por su transferencia a la Juventus, fue por demás clara. El enojo por su pase a uno de los máximos rivales del “Azurri” se manifestó de varias formas: Desde banderas con la inscripción “Higuaín infame”, hasta una foto de la camiseta del “Pipita” en un inodoro. Sin embargo, el caso del delantero argentino no es el primero que se registra por haber desatado la furia de los aficionados.

Uno de los más cercanos en el tiempo es el de Mario Götze. El alemán, referente del Borussia Dortmund de Jürgen Kloop durante la temporada 2013/14, había decidido firmar un precontrato con nada más y nada menos que el Bayern Münich para la siguiente temporada. 

Camisa-Mario-Gotze-Foto-Twitter_ELPIMA20130424_0792_8

Algunos hinchas lo tildaron de “Judas”, por haber considerado traición la decisión del jugador. Otros fueron aún más lejos, y prendieron fuego la camiseta que utilizaba en el BVB.

En 2011 el escándalo lo produjo Fernando Torres. El “Niño” decidía abandonar el Liverpool para pasar al Chelsea. Si bien en su momento aseguró que si le convertía un gol a los “Reds” no lo iba a gritar, nada logró calmar la ira de los hinchas que no le perdonaron que a poco de cerrarse el mercado de pases europeo se fuera a uno de sus equipos rivales.

Al igual que con Götze, los hinchas del Liverpool quemaron la casaca del delantero español.

GRUPO-HINCHAS-QUEMAN-CAMISETA-TORRES_IECIMA20110201_0047_7

Otro argentino que produjo un cimbronazo y quiebre de relación con los hinchas fue Carlos Tevez. El oriundo de Fuerte Apache militaba en el Manchester United de Sir Alex Ferguson, y en 2011, debido a la mala relación que tenía con el entrenador, eligió irse al City. Los hinchas de los “Diablos rojos” no tardaron en manifestar su bronca contra el actual delantero de Boca y se autoconvocaron para tirar la camiseta que incluía el 32 y el apellido del argentino en los camiones recolectores de basura.

En el fútbol argentino, uno de los casos más recordados es el de Andres D´Alessandro. El ¨Cabezón¨, jugador salido de las inferiores de River y referente del conjunto millonario, decidió volver al país tras su paso por el Zaragoza para ponerse la casaca de San Lorenzo, uno de los rivales del equipo de Nuñez.

Los hinchas de River no toleraron la decisión del jugador, y en el partido de vuelta por los octavos de final de la Copa Libertadores 2008 entre el “Millo” y el “Ciclón” jugado en el “Monumental”, D’Alessandro recibió una lluvia de silbatinas e insultos.

Deja un comentario