Un gimnasta holandés se fue de fiesta y lo echaron de Río 2016

La historia se trata de Yuri van Gelder, un gimnasta holandés que decidió salir a festejar -el sábado por la noche- que se había clasificado entre los mejores de los Juegos Olímpicos, en la prueba de anillas. Totalmente alcoholizado, volvió al día siguiente a la Villa Olímpica, y allí se armó el escándalo.

A partir de esta situación, el Comité Olímpico holandés decidió expulsarlo y mandarlo de vuelta a su país, por haber “infringido las normas y los valores” del equipo holandés y de la asociación de gimnasia en sus primeros Juegos.

Deja un comentario