Pararon un partido de la NFL por Phelps

Cuando Michael Phelps se lanza a la pileta, los ojos del mundo se detienen para verlo deslizarse por el agua. Así ocurrió Estados Unidos, principalmente en Baltimore -la ciudad natal del nadador- donde el último jueves, se interrumpió un partido de fútbol americano entre Carolina Panthers y los Ravens, para que el público y los propios protagonistas vean competir al atleta en los 200 metros combinas, prueba en la que obtuvo su vigésima segunda medalla dorada.

Tras una nueva proeza de Phelps, los Ravens volvieron a festejar ya que se llevaron el duelo por 22-19.

Deja un comentario