Escandaloso final en la prueba de aguas abiertas femenina en Río 2016

La prueba de los 10 kilómetros de aguas abiertas femenina, finalizó envuelta en un escándalo. Luego de la conquista de la holandesa Sharon van Rouwendaal, la francesa Aurélie Müller y la italiana Rachele Bruni -segunda y tercera, respectivamente- terminaron a los manotazos: Müller se subió encima y se le atravesó a Bruni para poder tocar primero la meta final.

Cuando ya las nadadoras estaban fuera del agua, los árbitros de la competencia aceptaron el reclamo y descalificaron a Müller. Por lo tanto, la italiana se quedó con la medalla de plata y la brasileña Poliano Okimoto, heredó la de bronce.

Deja un comentario