Novak Djokovic, el número uno del carisma

El serbio Novak Djokovic volvió a copar la escena en las pantallas de televisión y en las portadas de todos los sitios digitales. Sin embargo, esta vez, la atracción no pasó por ver al mejor tenista del mundo demostrar su calidad dentro de la cancha, si no que hubo lugar para la diversión. ¿Quién tomó la batuta de las bromas?: El número uno del carisma.

En la ceremonia inaugural del Abierto de Estados Unidos, antes que justamente Djokovic saltara a la cancha para enfrentar al polaco Jerzy Janowicz, Phill Collins fue el encargado de ponerle música a la fiesta. Y claro, el show no pasó desapercibido para el bueno del serbio, que luego de consumar la victoria, se animó a imitar al cantante y entonar las estrofas de la canción “I cant´t dance”.

No fue la primera vez que el número uno del ranking mundial demostró su sentido del humor y ofreció un show ante el público. En su faceta de imitador, varios de sus colegas fueron víctimas de sus bromas. Aquí recordaremos a cinco de los protagonistas que fueron parodiados:

Luego de perder al final del Masters de Roma en 2009, Djokovic se “vengó” de su verdugo Rafael Nadal –por entonces, el número uno del mundo-, y jugó a copiar los rasgos más característicos del español.

En su repertorio de imitaciones, el serbio también le brindó espacio a tres mujeres. Ellas fueron: su compatriota Ana Ivanovic, la estadounidense Serena Williams y la rusa María Sharapova.

El cierre se lo lleva el brasileño, Guga Kuerten. En el 2012, el ex número uno del mundo se prestó a participar de una exhibición en Río de Janeiro y enfrentó ni más ni menos que a Nole, quien se disfrazó con una peluca y una vincha imitando el estilo de Kuerten en sus épocas de gloria.

Deja un comentario