Una atleta decidió morirse luego de los Juegos Paralímpicos

Detrás de los atletas paralímpicos hay historias de sufrimiento, voluntad y superación, aunque a veces los finales pueden tomar caminos estremecedores. El relato de la belga Marieke Vervoort, es un ejemplo de ello.

La atleta de 37 años, sorprendió al mundo cuando anunció que había tomado la decisión de quitarse la vida luego de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. Vervoort ya firmó los papeles autorizando a un médico a someterla a la eutanasia, incluso, tiene decidido el lugar donde quiere que sean esparcidas sus cenizas.

La belga tiene la mitad inferior del cuerpo paralizado, una visión reducida al 20% y sufre dolores tan intensos que muchas veces le impiden dormir por la noche. Estos síntomas son la consecuencia de una enfermedad degenerativa que la condicionó a los 20 años y continúa empeorando su calidad de vida con el paso del tiempo. Por eso, Marieke Vervoort, aunque no sepa exactamente la fecha que quiera dejar este mundo, decidió que los Juegos Paralímpicos serán su último desafío deportivo.

En Río, Vervoort competirá como velocista en silla de ruedas en las pruebas de 100 y 400 metros. En los Juegos de Londres 2012, conquistó la medalla de oro en los 100 metros (estableciendo récord paralímpico) y plata en los 200 metros. Además, en 2015, se convirtió en la campeona del mundo en Doha, Qatar.

Deja un comentario