Tony Parker jugó un partido de básquet en “La cima de Europa”

Lejos del parquet, las luces, la efervescencia del público y todo el color que rodea a los partidos de la NBA, Tony Parker se calzó los guantes y los anteojos de sol, y organizó un partido de básquet en el glaciar Aletsch, el más grande de los Alpes.

A 3.500 metros de altura y con cero grados de temperatura, pero con un paisaje maravilloso entre montañas y nieve que encandilaba los ojos, el base de San Antonio Spurs junto a su sponsor Tissot, convocaron a varios jugadores del ASVEL -equipo del que Parker es dueño- para enfrentarse ante un combinado suizo, país donde está ubicado el glaciar.

“Siempre me gusta afrontar nuevos retos. Cuando Tissot me propuso jugar aquí, creí que era una buena ocasión de hacer algo excepcional. No tenemos muchas oportunidades de jugar en condiciones tan extremas”, comentó Parker luego de vivir la experiencia en “La cima de Europa”.

Deja un comentario