Juan Martín Del Potro y un poker de triunfos soñados en tres meses

La vida le sigue regalando sorpresas a Juan Martín Del Potro. De esas que son inolvidables. Es que luego de someterse a tres operaciones en su muñeca izquierda y superar una larga inactividad, el tandilense volvió a sentirse sano y a disfrutar dentro de una cancha de tenis. Vaya si se habrá reencontrado con su juego el campeón del US Open en 2009 que, en apenas tres meses, conquistó un poker de triunfos soñados que lo invitan a ilusionarse con volver a ocupar un lugar entre los mejores del mundo.

La primer gran conquista de Juan Martín Del Potro ocurrió el 1 de Julio, por la segunda ronda de Wimbledon, donde derrotó al suizo Stanislas Wawrinka -quien por entonces era el quinto del ranking mundial (hoy se encuentra tercero)- por 3-6, 6-3, 7-6 (7-2) y 6-3.

Luego, fue la hora de sorprender al mundo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. En su presentación, el tandilense dio el gran batacazo del torneo tras ganarle al serbio Novak Djokovic, el número uno del mundo, por 7-6 (7-4) y 7-6 (7-2).

Días más tarde, Del Potro se vio las caras ni más ni menos que con el español Rafael Nadal (5° del ranking mundial), en busca de un lugar la gran final olímpica. Y lo hizo de nuevo el argentino que, se impuso por 5-7, 6-4 y 7-6 (7-5) y se aseguró su segunda medalla olímpica.

A poco más de un mes de perder la final olímpica en manos del escocés Andy Murray, Del Potro se tomó revancha. Esta vez, el escenario fue el Emirates Arena Stadium de Glasgow, por le primer punto de la semifinal de la Copa Davis. Tras una batalla de más de cinco horas, el tandilense se dio el gusto ante el número dos del mundo y adelantó en la serie a la Argentina, en busca de la final.

Deja un comentario