Se llevan preso a un arquero luego de que su equipo pierda 43 a 0

Este llamativo suceso ocurrió luego de un partido correspondiente a la Liga Amateur de Alemania que finalizó con una holgada victoria del PSV Oberhausen sobre su rival, el conjunto SV Vonderort. El PSV Oberhausen aplastó a su adversario, le convirtió 43 goles y no recibió ninguno.

Una vez finalizado el encuentro, lo que ocurrió posteriormente fue más insólito que el resultado. Al arquero del conjunto perdedor, Marco Kwiotek, se lo llevaron detenido una vez que dio por finalizado el partido.

Una vez que el guardavalla del SV Vonderort llegó a la estación de policías, no tardó mucho en ser liberado. A la salida de la misma, Marco Kwiotek, el arquero al que le convirtieron 43 goles, no prestó ninguna declaración a los medios allí presentes. Sin embargo, a pesar de haber sido liberado con rapidez, el jugador nunca regresó a los entrenamientos y desde el club desconocen su paradero.    

Deja un comentario