Roger Federer se puso el traje de James Bond

El protagonista de la nueva publicidad de la empresa telecomunicadora suiza “Sunrise”, no es James Bond. Quien aparece conduciendo un Mercedes Benz descapotable en el cielo, y termina realizando una caída libre con un paracaídas, tal como lo haría el propio agente secreto, es el mismisimo Roger Federer.

Bajo el lema “No hay necesidad de efectos especiales para convencer”, el tenista le puso el cuerpo a la nueva campaña publicitaria de Sunrise, destinado a promocionar una oferta de Internet y de televisión.

Deja un comentario