Se demora el comienzo de una final porque estaba mal pintada la cancha

La final de la Conferencia Este de la MLS del fútbol estadounidense, comenzó más tarde de lo previsto porque las líneas que delimitaban las áreas estaban mal pintadas y no respetaban las medidas reglamentarias exigidas por la FIFA.

Apenas minutos antes de que comenzara el encuentro entre el Montreal Impact y Toronto FC, la terna arbitral se percató de este error y ordenó inmediatamente que se repinten los bordes de las áreas. Las líneas erróneas fueron tapadas con pintura verde.

Mientras el partido estaba parado, quién dio la cara fue el propietario del Montreal, Joey Saputo, quién admitió estar “muy apenado” por lo ocurrido.

Sin embargo, y en un intento por deslindarse responsabilidades, dijo que este error también fue de los árbitros porque “llegaron un poco tarde” debido al intenso tráfico que había en las zonas aledañas a la cancha.

El hecho ocurrió en el Estadio Olímpico de Montreal, que cuenta con capacidad para 60 mil espectadores.

Por suerte para Saputo, el partido terminó con victoria de su equipo 3 a 2.

Deja un comentario