Un francés competirá en el Rally Dakar sin piernas ni brazos

Superación. Bien podría ser la palabra que defina la vida de Philippe Croizon, un piloto francés que perdió sus cuatro extremidades luego de sufrir un trágico accidente en el que recibió una descarga de eléctrica de más de 20.000 voltios, y que se convertirá en una leyenda en el Rally Dakar 2017.

Mirá también: “Guía: así serpa el Rally Dakar 2017”

El ex empleado metalúrgico, impactó al mundo protagonizando una aventura sorprendente: unió Europa, África, Asia y Oceanía nadando. Por medio del Mar Rojo, el francés cruzó los 19 kilómetros que separan a África de Asia. Luego atravesó 20 kilómetros para llegar desde Asia a Oceanía. Además, cruzó el Canal de la Mancha, para unir Inglaterra con Francia.

Ahora, Croizon está ante un nuevo desafío. Convenció al director del Dakar, Etienne Lavigne, para que lo deje participar de la próxima edición de la competencia y luego, con el apoyo del qatarí Nasser Al Attiyah, acondicionó su vehículo, que cuenta con una silla especial que le permite controlar el uso de la palanca de cambio.

Philippe Croizon está listo para la acción. Y para hacer historia, claro.

Deja un comentario