Nicolás Leoz y su secretaria, investigados por el vaciamiento de Conmebol

Irmina Ortiz de Escurra y el ex presidente de la Conmebol, Nicolás Leoz, están siendo investigados por la justicia, debido a patrimonios millonarios y movimientos sospechosos de dinero.

La corrupción en el fútbol latinoamericano ha llegado a rincones insólitos, luego de la investigación que se está desarrollando al respecto. Ahora es Irmina Ortiz de Escurra, conocida como “Fany”, eterna secretaria de Nicolás Leoz, la que llamó la atención de la justicia debido a su patrimonio millonario y movimientos sospechosos de dinero.

Ver más: Tras 100 años, la Conmebol cambia su logo

Todo comenzó con una simple extracción en efectivo de 200.000 dólares por parte de Ortiz de Escurra desde una cuenta de la Conmebol, con una carta firmada por el propio Nicolás Leoz.

Bastante alejado de los bienes acordes al suelo de una empleada administrativa, “Fany” cuenta con una mansión en el barrio más exclusivo de Asunción, catorce automóviles (seis Toyota, cinco Mercedes Benz, un Chevrolet, un Randon y un Mitsubishi L200). Además, Ortiz de Escurra figura como directora del Sanatorio Migone, propiedad de su jefe, y también en Aseguradora del Este, cuyo propietario es Víctor Andrés Ribeiro (yerno de Leoz).

La secretaria conocía los manejos del dinero, y contaba con varios contactos de importancia en bancos guaraníes y paraísos fiscales, como Panamá y las Islas Caimán. La información que maneja la justicia detalla que “Fany” ponía a varios de sus propios familiares como titulares de cuentas para facilitar el traspaso de una cuenta a la otra.

Ahora, Irmina Ortiz de Escurra pasó de ser la simple asistente de Nicolás Leoz, a uno de los eslabones más fuertes en la cadena de corrupción acusada del vaciamiento de Conmebol.

Deja un comentario