Los jeques árabes en el fútbol

Al igual que los grupos empresarios chinos, los jeques árabes están controlando varios clubes de Europa, algunos con muy buenos resultados.

Ver más: China, la nueva potencia del fútbol

Es una moda que cada vez ha ido tomando más forma en los últimos tiempos. Empresarios con millones y millones en el banco que desean probar suerte en el mundo del fútbol, una inversión que ha sido desastrosa en algunos casos, pero que otros han sabido aprovechar muy bien, como se verá a continuación.

Los equipos europeos caen rendidos a los pies de los grandes jeques de Medio Oriente, y clubes con pocas posibilidades en sus ligas se han vuelto potencias de Europa. El ejemplo quizás más resonante es el del Manchester City, que pasó de ser un modesto conjunto que no estaba ni a la sombra del United, sus vecinos, a ser campeón en Premier League y llegar a instancias finales de Champions League.

image

En 2008, el Abu Dhabi United Group for Development and Investment, un grupo inversor de los Emiratos Árabes, que cuenta con Mansour bin Zayed Al-Nahyan como máximo accionista, se hizo con el control del club por unos 250 millones de euros. A partir de allí, el club obtuvo un total de 6 títulos oficiales, con una FA Cup, dos Copa de la Liga, una Community Shield, y dos Premier League.

Bin Zayed ofreció en 2009 la módica suma de 1.000 millones de dólares por el Real Madrid, pero los estatutos del club le impidieron la compra. En 2015 debutó en la Major League Soccer (MLS) de Estados Unidos, con el New York City FC, en sociedad con los Yankees, franquicia de béisbol. Además, posee el club Al Jazira en su país.

Como un pantallazo de la importancia de Mansour Bin Zayed, es miembro de la familia real que gobierna Emiratos Árabes Unidos, y del Consejo Directivo de la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dhabi, además de administrar el fondo de inversiones de las ganancias del petróleo, siendo este la principal fuente de ingresos y componente esencial de su PBI. También es el Ministro de los asuntos de la presidencia, y preside el Consejo Ministerial de Emiratos Árabes Unidos.

En el Manchester City invirtió más de 1.600 millones de dólares en materia de fichajes para armar una plantilla competitiva como la que hoy tiene el equipo “Citizen”, además del arribo de un entrenador estrella como Josep Guardiola. Si bien Bin Zayed es el dueño del club, quien lo preside es Khaldoon Al Mubarak, jefe de departamento de Asuntos Ejecutivos de los Emiratos Árabes Unidos y presidente del Manchester City, el New York City, y el Melbourne City

image

Otra de las grandes y positivas experiencias de clubes europeos a manos de jeques árabes es la del París Saint Germain. Qatar Investment Authority, empresa que maneja Nasser Al-Khelaifi, se convirtió en la única accionista del club cuando compró primero el 70% de participación de control de Colony, a cambio de 100 millones de euros en 2011. Un año después, adquirieron el 30% restante que estaba en manos de Colony Capital y Butler Capital Partners. Tras esta toma de posesión, el PSG se convirtió en el club más rico de Francia.

Solo en su primera temporada gastaron 130 millones de dólares en refuerzos, y hasta la fecha se estima un aproximado de 500 millones. Pero el gasto no ha sido en vano, pues el PSG es dueño absoluto de Francia, supremacía que no ha logrado llevar al resto de Europa en la UEFA Champions League, competencia que anhela el presidente del club.

Al-Khelaifi fue tenista profesional en su juventud, y llegó al puesto 995 de la ATP. Consiguió 16.500 dólares en premios, el 0,001% de los 165.000 millones que, se estima, tiene ahora. Es primo del jeque dueño del Málaga, y Presidente del Fondo Soberano de Inversión de Qatar. La empresa controla la industria del petróleo y el gas natural, y el fondo de inversión inmobiliario de Qatar. Además, es dueño del 15% de las acciones de la Bolsa de Londres.

image

En España, el desembarco de los poderosos jeques comenzó en 2010 con el Málaga. El club no atravesaba una buena situación financiera, y el presidente de la institución en aquel entonces, Fernando Sanz, viajó a Qatar en busca de inversiones. Allí apareció Abdullah ben Nasser Al Thani. El 11 de junio de 2010, Al Thani se convirtió en el nuevo dueño, y fue nombrado presidente el 28 de julio en asamblea de socios.

Martín Demichelis, Julio Baptista, Ruud van Nistelrooy, Nacho Monreal, Jerémy Toulalan, Isco Alarcón y la incorporación más cara de la historia del club, Santi Cazorla, contratado por veinte millones de euros, fueron algunas de las incorporaciones más resonantes de las primeras temporadas de Nasser Al Thani.

Luego de una polémica sanción de la UEFA, el jeque se rehusó a seguir invirtiendo en el club, por lo que Manuel Pellegrini debió renunciar como entrenador, y su reemplazante, Bernd Schuster, corrió la misma suerte. Actualmente, el Málaga es un equipo que ocupa la mitad de la tabla de posiciones, y la buena presencia que había adquirido en Europa durante los primeros años de la toma de posesión ya quedó en el recuerdo.

Nasser Al Thani es hijo del emir de Qatar y forma parte de la familia real. Es accionista en más de 30 compañías y vicepresidente de Grupo Nasser Bin Abdullah and Sons Company, que maneja cadenas hoteleras, centros comerciales, agencias de viajes, tiendas de moda, y electrónica de consumo. Maneja la Compañía Nacional de Automóviles, que vende en exlusiva Mazda y Hyundai, y forma parte del ministerio del interior administrando las ganancias del petróleo y el gas.

Otro ejemplo de inversiones árabes multimillonarias, pero sin jeque, puede ser la llegada de Fly Emirates al Arsenal, que sumó un aproximado de 250 millones de libras a las arcas del club a cambio del naming del nuevo estadio y la publicidad en la camiseta.

Deja un comentario