Un equipo brasileño perdió un partido por pintar la líneas del campo de juego con harina

Un hecho insólito ocurrió en la Serie C del fútbol de Brasil. El mismo involucra al Duque de Caxias, que recibía al Sao Gonçalo Esporte Clube en su estadio Romário da Souza Faria, ubicado en Río de Janeiro.

Todo comenzó cuando el equipo de arbitraje llegó al lugar, y notó que no había ninguna línea de cal que delimitara el campo de juego. Por lo tanto, los funcionarios del conjunto local decidieron hacerlo utilizando harina de trigo, a simple vista algo similar al yeso.

No obstante, el árbitro no permitió que el partido, correspondiente a la categoria sub-17, se jugara en esas condiciones, por lo que se negó a dirigir y le dio la victoria al Sao Gonçalo.

Ver más: El Estadio Mineirão adoptó un cachorro para buscar promover la adopción de mascotas

Horas más tarde, se enfrentaron ambos equipos pero de la categoría sub-15, y curiosamente no hubo ningún inconveniente al momento de jugar. Allí los visitantes derrotaron al Duque de Caxias por 4 a 1.

Deja un comentario