Un conjunto chino no paró de ganar desde que pintó su estadio de dorado

Guangzhou R&F tomó una decisión un tanto particular para cambiar su suerte en el torneo. Este equipo de la Superliga China pintó su estadio de color dorado para llamar a la buena suerte, ya que hacía bastante que no conseguía una victoria.

Ver más: Para la BBC, Bielsa es el entrenador más influyente del mundo

El elenco chino hacía rato que no podía ganar, casi cuatro meses se cumplieron sin que el Guangzhou R&F consiga una victoria. Las autoridades del club decidieron cambiar el color azul de su estadio por el dorado, creyendo que este traería buena surte y fortuna. Entonces la cancha, con capacidad para 20.000 personas, pasó de su color original al oro actual.

Increíblemente lo que los dirigentes del conjunto chino quería sucedió. El club comenzó a ganar. Desde la mitad del mes de julio, cuando pintaron el estadio, Guangzhou R&F inició con su racha de triunfos. El pasado miércoles consiguió su quinta victoria consecutiva ante el Jiangsu Suning. Desde que cambiaron el color de las gradas, el conjunto asiático ha anotado 18 goles.

 

Deja un comentario