Zinedine Zidane volvió a hablar del cabezazo a Marco Materazzi

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, recordó el polémico episodio durante la final de Alemania 2006, cuando le propinó un cabezazo a Marco Materazzi.

Once años después de esa fatídica noche donde Zinedine Zidane se despidió del fútbol, con una expulsión y la derrota de Francia en la final del Mundial, el ahora entrenador del Real Madrid recordó el momento en el que todo se vino abajo, en el que la gran actuación de ‘Zizou’ quedó empañada por una jugada antideportiva.

Ver más: Zidane y Real Madrid, los mejores del mundo

Corría el minuto 108 del partido, Italia y Francia igualaban 1-1 y todo parecía encaminado a los penales. De pronto, Horacio Elizondo, árbitro argentino que dirigió aquella final, detuvo el encuentro porque Marco Materazzi se encontraba tirado en el suelo, alegando un golpe. Ninguno de los árbitros había visto la supuesta acción, hasta que las pantallas del Olympique Stadion de Berlín transmitieron la repetición, mostrando que Zinedine Zidane le había propinado un golpe de cabeza al defensor, luego de un forcejeo entre ambos.

Alertado por el cuarto árbitro, Elizondo decidió expulsar al volante francés, dándole fin a su carrera con una tarjeta roja. Muchas versiones salieron a la luz sobre qué había dicho Materazzi para provocar esa reacción por parte de un Zidane que no era propenso a ese tipo de situaciones. Once años más tarde, ‘Zizou’ recordó este episodio: “No estoy orgulloso, no estoy orgulloso de ese gesto. Me he disculpado ante todos los jóvenes, antes todos esos entrenadores que hacen que el futbol sea otra cosa”.

En una entrevista con ‘Telefoot’, para celebrar el 40º aniversario del medio francés, el entrenador del Real Madrid habló incluso de temas personales, llegando a emocionarse cuando le mostraron un video de su padre, Smail Zidane: “Mi padre es mi ejemplo. Mi padre y mi madre siempre han sido nuestros guías. Y cuando uno se convierte en padre y tiene una vida profesional y una vida emocional buena creo que han hecho su trabajo bien. Ellos nos han educado bien y no tiene precio. Trato de aplicar a mis hijos lo que mis padres hicieron”.

Deja un comentario