La experiencia de FIFA con Rusia y Qatar

274 días. Es lo que falta para que el balón empiece a rodar en Rusia, dando inicio a un nuevo Mundial de fútbol. Está nueva edición, junto a la próxima, Qatar 2022, ya está manchada por casos de corrupción que se dieron a conocer en el “Informe García”, una investigación del Comité de Ética de la FIFA, el cual se dio a conocer al público hace pocas semanas.

Ver más: Japón es el cuarto clasificado a Rusia 2018

En él se detalla información sobre los polémicos procesos de adjudicación de los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022, con sobornos para la elección de estas sedes, en una época donde el ‘FIFA Gate’ caló hondo en la máxima entidad del fútbol mundial. Este texto describe, entre muchas otras situaciones, cómo tres miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA votaron a favor de Qatar y luego viajaron en vuelo privado a Río de Janeiro con todos los costos cubiertos por la Federación Qatarí de Fútbol.

También salieron a la luz, por ejemplo, un pago de dos millones de dólares en la cuenta de la hija de un dirigente de FIFA, una niña de sólo diez años. Pese a todas estas denuncias, la Secretaria General de la FIFA, Fatma Samoura, concluyó que no había bases sólidas para arrebatarle a Rusia y Qatar el derecho de organizar los campeonatos, pese a los datos en el informe de Michael García, ex investigador jefe.

Por su parte, Joseph Blatter renunció a la presidencia de la FIFA el 2 de junio de 2015, sólo cinco días después de haber logrado la reelección para su quinto mandato durante un Congreso Extraordinario, mientras que eran apresados un grupo de directivos y empresarios ligados al fútbol por pago de coimas y sobornos.

El ex presidente de FIFA aseguró estar “con la conciencia tranquila” y confirmó su presencia en la Copa del Mundo: “El propio presidente ruso, Vladimir Putin, me ha invitado”, afirmó el ex dirigente suizo.

Mientras tanto, las puertas de Rusia se vislumbran cada vez más cerca, tanto que el proceso de venta de entradas comenzará este jueves 14 de septiembre. La misma estará dividida en varias fases y se extenderá hasta el 12 de octubre, con precios que comienzan desde los 110 dólares para partidos de fase de grupo, mientras que aquellos que quieran presenciar la gran final tendrán que desembolsar entre 476 y 1152 dólares.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.