Polémica en el VAR

El VAR debutó con polémica en la Copa Libertadores, durante el partido de Lanús y River Plate, coronando una muy mala noche de los árbitros que ni la tecnología pudo salvar.

Lo que debió haber sido una fiesta del fútbol terminó empañada por la sospechosa actuación de la terna arbitral, liderada por el colombiano Wilmar Roldán. Lanús y River Plate se enfrentaban en el partido de vuelta de la Copa Libertadores, donde una ráfaga de los visitantes les daba la victoria parcial por 2-0, arrojando un contundente resultado global de 3-0 que prácticamente les daba la clasificación a la final.

Ver más: Fallece Ramón Cabrero, gloria de Lanús

Pero a partir de ese momento, las polémicas se sucedieron una tras otra, perjudicando a los dirigidos por Marcelo Gallardo. Primero, una mano de Marcone en el área de Lanús no fue sancionada con su correspondiente penal, ni siquiera fue motivo de revisión para el árbitro. Ignacio Fernández, quien luego fue expulsado por doble amonestación, vio la tarjeta amarilla en primera instancia por un foul que no había sido tal.

Todo eso fue solamente en la primera mitad, pero en el segundo tiempo se le fue de las manos el partido y la seriedad al árbitro. Previo al tercer gol de Lanús, un jugador del ‘Granate‘ golpeó en la cara a un rival, a instancias del juez de línea, quien hizo caso omiso a las protestas del futbolista de River Plate.

La gota que colmó el vaso fue la decisión de revisar una jugada en la que se sancionó correctamente una falta del jugador Gonzalo Montiel. El árbitro corrió a ver el video de la jugada, lo mismo que debió haber hecho en la jugada que favorecía a River. Finalmente, la victoria de Lanús quedó consumada y los reclamos fueron en vano ante una desastrosa actuación arbitral que solo da muestras de que el VAR está muy lejos de impartir justicia en el fútbol.

Deja un comentario