De Ronaldo a Neymar, ¿cuánto costaba fichar figuras hace veinte años?

Tras los exorbitantes fichajes de Neymar por PSG y Coutinho por Barcelona, analizamos qué se podía adquirir, y por cuánto, hace veinte años, comparado con el mercado de fichajes actual.

1996, Alemania se quedaba con la Eurocopa de ese año, se disputaban los Juegos Olímpicos de Atlanta, Australia conseguía la Copa de Naciones OFC, Juventus lograba un triplete de UEFA Champions League, Supercopa UEFA y Copa Intercontinental, y el alemán Matthias Sammer se alzaba con el Balón de Oro.

Ver más: Neymar logra récord en ventas de camisetas del PSG

Los sucesos acontecían en el mundo del fútbol, mientras todo se preparaba para la máxima cita internacional, la cual tendría lugar en Francia, dos años más tarde. Menos de un año atrás se había instaurado la Ley Bosman, lo que hacía imaginar un gran número de fichajes internacionales gracias a las puertas que se abrían en todo el Viejo Continente.

En la actualidad, es moneda corriente leer que los clubes más importantes están dispuesto a pagar cifras exorbitantes, ya sea por futbolistas consagrados o por jugadores que aún no han demostrado su valía, no hay números que sorprendan, pero sí que dan una muestra de cómo ha evolucionado el mercado de fichajes en los últimos veinte años.

Ronaldo llegó al Barcelona siendo campeón del mundo con Brasil.

Si comparamos el dinero invertido a principio de temporada, con el que se gastó en la ventana de 1996, las diferencias son abismales, especialmente al tener en cuenta los nombres de los futbolistas involucrados. Por ejemplo, en ese año, el mítico delantero brasileño, Ronaldo, pasó al FC Barcelona por sólo £12,8 millones, proveniente del PSV Eindhoven. Con 51 goles en 54 partidos y una Copa de Holanda, ‘O Fenómeno’ ya asombraba al mundo con su inmensa capacidad goleadora, sumándole el Mundial de EEUU 1994, lo que lo hacía un jugador más que destacado por el que valía cualquier inversión posible.

A él se unieron sus compatriotas Rivaldo y Romario, el primero fichando por el Deportivo La Coruña y el segundo uniéndose al Valencia. Dos jugadores de capacidad internacional, campeones del mundo, y que tuvieron un costo de £5,4M y £4,8M respectivamente. Repasando los diez fichajes más costosos de esa temporada en La Liga, se arroja un total de £57 millones invertidos, incluyendo futbolistas de la talla de los tres mencionados anteriormente, y agregando a Suker, o Seedorf, incorporaciones del Real Madrid.

En el inicio de la temporada, sólo contando a Real Madrid y Barcelona, entre ambos gastaron €239M, una cifra astronómica analizando que el jugador más caro de ese mercado, para el Real Madrid, ha sido Theo Hernández (€30M) y para el Barcelona fue Ousmane Dembélé (€105M). Ahora, en el mercado de invierno, los ‘Culés’ decidieron romper nuevamente la alcancía, buscando reemplazar a Neymar, y desembolsaron la nada módica suma de (€120M) por Philippe Coutinho, un viejo anhelo en Barcelona.

Pero es en la Premier League donde se desvirtúa todo completamente al analizar los números. El fichaje más caro de esa temporada fue el de Alan Shearer por Newcastle a cambio de £15M, proveniente del Blackburn, mientras que el de este año es el de Romelu Lukaku al Manchester United, por €84M. Las sorpresas no quedan ahí, ya que entre los diez fichajes más caros en la liga inglesa de ese año figuran el Middlesbrough, Leeds, Coventry, o el Sheffield, clubes que actualmente militan en los torneos inferiores de Inglaterra.

Romelu Lukaku llegó del Everton al Manchester United por más de 80 millones.

Si tomamos en cuenta la diferencia de inversión, el Manchester United había gastado £3,6M en Karel Poborsky como su adquisición más cara, mientras que en la temporada 2016/17 lo es el ex Everton, Romelu Lukaku.

Actualmente, es el Paris Saint Germain el poseedor del récord al fichaje más caro de la historia: Neymar (€222M), seguido por Coutinho (€120M) y Ousmane Dembélé (€105M), ambos fichados por Barcelona tras el traspaso de Neymar. Durante el último mercado, hubo una gran novela alrededor de Kylian Mbappé, por el que el Manchester City estaba dispuesto a pagar una cifra cercana a los €180M, número completamente desorbitante recordando que es un chico de sólo 18 años que apenas ha ganado un título en Mónaco, mientras que, por citar un ejemplo, Cristiano Ronaldo se convirtió en su momento en el fichaje más costoso, pero luego de ser campeón de liga, copa, Champions League, Botín de Oro, Balón de Oro y Premio Puskas. El ex Mónaco, finalmente, pasó por €90M a las filas del PSG.

Kylian Mbappé fue el protagonista del mercado de fichajes de verano

Deja un comentario