Por qué la final de la Supercopa no se jugará en Córdoba

En un principio, la final de la Supercopa argentina que protagonizarán Boca y River el próximo 14 de marzo iba a disputarse en Córdoba. Sin embargo, surgieron algunos inconvenientes que obligaron a cambiar la sede a Mendoza.

En primera instancia, sucede que el campo de juego del Mario Alberto Kempes, el estadio más importante de aquella provincia, no se encuentra en óptimas condiciones, algo que ya ocurrió en otras oportunidades.

Ver más: Aumentan las entradas del fútbol argentino

Por su parte, cerca del lugar están construyendo una autopista, por lo que las zonas aledañas están repletas de escombros que preocupan a los organismos de seguridad.

El presidente de AFA, Claudio ‘Chiqui’ Tapia, manifestó al respecto: “A los organismos de seguridad les preocupan las obras, hay muchos escombros en las zonas aledañas, y aparte el campo de juego no está 10 puntos”.

Deja un comentario