Los cambios que se vienen de cara al inicio

El próximo domingo 25 de marzo comenzará una nueva edición de Fórmula 1, con el Gran Premio de Australia. Dicho inicio contará con algunos cambios en relación con el año pasado.

El primero, y tal vez el más importante, tiene que ver con el halo, un dispositivo de protección diseñado para mejorar la seguridad del piloto en caso de un accidente. Al estar formado por tres barras de titanio, un material sumamente pesado, el peso del monoplaza aumenta en seis kilos hasta 734.

Ver más: La pelota del Mundial será llevada al espacio

En cuanto a los vehículos aerodinámicos, se prohíben la aleta de tiburón y el T-Wing, dos elementos que le aportaban ventajas al piloto de acuerdo a sus funciones, como darle estabilidad al tren trasero y mejorar el flujo de aire, dándole más carga.

La última modificación trae consigo a los neumáticos. La novedad es la creación del neumático hiperblando, identificado con el color rosa, y el superduro, con naranja. Ambos fueron diseñados por Pirelli y no se estrenarán hasta el GP de Canadá,

Deja un comentario