Arsène Wenger, el fin de una era

Oriundo de Estrasburgo, el nombre de Arsène Wenger se ha vuelto sumamente famoso desde su arribo en 1996 a Londres. Comenzaba un periplo de 22 años al mando del Arsenal, que culminará cuando finalice la presente temporada, sea o no con una sonrisa para los ‘Gunners’.

Los inicios de la historia

Sustituyendo al despedido Bruce Rioch y siendo casi un ignoto apellido para el fútbol inglés, debutó el 12 de octubre al mando del equipo, con una victoria por 2-0 ante Blackburn Rovers. Esa temporada, Arsenal finalizó en la tercera ubicación de la Premier League, pero las alegrías llegarían en la campaña siguiente.

X2RL3F6LOFCORBH2TESUFJOMQM
Arsène Wenger durante su presentación como entrenador del Arsenal.

Título de Premier League y FA Cup para un doblete espectacular fueron los dos primeros logros de Wenger como entrenador del Arsenal. Los de Highbury lograron remontar una diferencia de doce puntos en la liga y lograron quedarse con el ansiado trofeo, el último que ganarían en una buena cantidad de temporadas, ya que los fanáticos tuvieron que esperar hasta 2001/02 para volver a gritar campeón.

Con los fichajes de jugadores de excepcional calidad ya adaptados, como Fredrik Ljunberg, Thierry Henry y Robert Pires, Arsenal volvió a triunfar con un doblete en esta temporada, reteniendo el título de la FA Cup en 2003 y volviendo a conseguir la Premier League de una forma espectacular en 2004, con el recordado equipo conocido como “The Invincibles”.

La etapa de los Invencibles

Lehman; Lauren, Touré, Campbell, Cole; Ljunberg, Gilberto Silva, Vieira, Robert Pires; Thierry Henry y Dennis Bergkamp. Ese once titular pasó a la historia del fútbol mundial como “Los Invencibles”, luego de ganar la Premier League sin perder ni un solo partido, algo que no conseguía ningún equipo inglés desde el Preston North End, en 1988/89.

1413463192884_wps_3_Arsenal_soccer_team_s_Thi
Los Invencibles, el mejor equipo que form

Antes de iniciar la temporada, Wenger fue ridiculizado por la prensa tras decir en una conferencia que era “posible que el Arsenal no sea derrotado en toda una temporada”. Un año después, el tiempo y los futbolistas le dieron la razón.

Caída en Champions League y debacle

En la UEFA Champions League de 2005/06 fue la ocasión en la que más cerca estuvo el Arsenal de lograr ser campeón de Europa, pero cayó en la final contra Barcelona por 2-1, en el Stade de France. Tras eso, las ventas de grandes jugadores, como Thierry Henry, Robin van Persie y Cesc Fabregas, acabaron por diezmar a un equipo que pudo haber dado mucho más pero que quedó estancado.

Solo las copas nacionales mantuvieron a Arsène Wenger en su cargo, ya que en Premier League jamás estuvo ni cerca de repetir el campeonato. FA Cup y Community Shield mantuvieron el status quo, pero los fanáticos comenzaron a perder la paciencia con el entrenador francés y el mal juego de sus equipos, especialmente con las decepciones en Champions League, cayendo eliminados una y otra vez, en varias ocasiones de forma humillante.

2.30589561
“Wenger Out”, un reclamo que se hizo multitudinario.

Las pancartas pidiendo “Wenger Out” se volvieron una costumbre en los partidos del Arsenal, de local y de visitante, demostrando el enojo y disgusto de los aficionados. Sin jugar la Champions League esta temporada, Wenger supo que era mejor cortar por lo sano y seguir adelante, por lo que tomó la decisión de poner fin a sus 22 años al mando del Arsenal, dejando al club la nada módica suma de 17 campeonatos nacionales.

El paso de Arsène Wenger será recordado, particularmente, por su afán de apostar por las divisiones juveniles, por no hacer grandes fichajes sino invertir en futbolistas jóvenes que luego demostraran todo su nivel para ser vendidos y dejar más dinero en las arcas del club. Sin embargo, acabó por ser contraproducente ante la necesidad, muchas veces, de contar con jugadores de experiencia en momentos determinantes.

De llegar a la gran final de la UEFA Europa League, Wenger podría tener una despedida de ensueño, ya que será el 16 de mayo en Francia, su tierra natal, lugar propicio para marcar el fin de una era, la era de Arsène Wenger.

Deja un comentario