México 1970, el orígen de las tarjetas

México 1970, la novena edición del Mundial de fútbol, recordado por muchos como uno de los mejores en la historia, debido a que se pudo ver a algunas de las leyendas de este deporte en todo su esplendor, como Pelé y Franz Beckenbauer. No solo eso, sino que Alemania Federal, Brasil, Italia y Uruguay, todos previamente campeones del mundo, llegaron a las semifinales, definiéndose el torneo entre brasileños e italianos.

Ver más: Todos los afiches mundialistas

Brasil se adjudicó la victoria por 4-1 y se coronó campeón por tercera vez, quedándose con, en aquel entonces, la Copa Jules Rimet. Pero más allá de eso, esta edición es recordada por ser la primera en la que se utilizaron las famosas tarjetas amarilla y roja, además de permitir dos sustituciones por equipo.

La idea se originó cuatro años antes, en el Mundial de Inglaterra 1966, cuando el árbitro Rudolf Kreitlein amonestó a Bobby Charlton, pero nadie se percató de eso, lo que hizo pensar a Keneth George Aston, un ex colegiado de ese país, en una forma de hacer saber a todos los presentes que un futbolista había sido amonestado.

Entonces se le ocurrió copiar el formato del semáforo, donde amarillo significaría precaución y la roja peligro, motivando la expulsión. El sistema se adoptó en México 1970, con debut en el primer partido, México contra la Unión Soviética, siendo Kakhi Asatiani quien ostenta el dudoso honor de haber sido el primer amonestado con tarjeta en toda la historia.

Por otra parte, para ver la tarjeta roja en un Mundial hubo que esperar hasta 1974, en el campeonato organizado por Alemania, siendo Carlos Caszley el primero en haberla visto. Así comenzó la historia de las tarjetas amarilla y roja en el campeonato mundial de fútbol, la cual marca que Argentina es el país con más tarjetas en todas las ediciones, con 120, seguido por Alemania, con 117.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.