La final del Mundial 2022 se jugará en una ciudad que aún no existe

Lusail, la ciudad aún inexistente que será sede de Qatar 2022.

El mundo deportivo está pensando en la final del próximo domingo. Sin embargo, Qatar, el primer país árabe en organizar una Copa del Mundo, no pierde el tiempo y ya está construyendo una nueva ciudad en donde se jugará la final del próximo Mundial.

Ver más: El campeón del Mundial según las apuestas

La ciudad, cuyo objetivo es que esté finalizada para 2019, se llamará Lusail. Estará situada a 15 kilómetros de Doha, la capital qatarí. Contará con dos puertos deportivos, campos de golf, un centro comercial y un zoológico. Este proyecto tendrá un costo cercano a los 45.000 millones de dólares. Además, se construirán cerca de 450 mil viviendas y su sede, el Estadio Nacional de Lusail, será donde se dispute el partido inicial y la final de la próxima Copa del Mundo.

El lugar de construcción de esta ciudad es un desierto. Debido a las condiciones climáticas del país anfitrión, la construcción de esta zona cobró la vida de más de 1000 obreros que trabajan en ella.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.